E-Book: “Cómo I” – 1993

Cómo 1
* Haga click para leerlo.

E-Book: “Cómo II” – 1994

Cómo 2
*Haga click para leerlo.

Sígame en Twitter

Agregar a Twitter

Kindle – Amazon

Kindle – Amazon

Suscríbase al Newsletter

Ingrese su correo electrónico:



Delivered by FeedBurner

“Sólo para Publicitarios…” (Final 1)

Martes, febrero 28, 2012
publicado por pedrob

Entre entusiasmado y preocupado, estuve  pensando todos estos días cómo diantre termino, con claridad y decisión, esta inquietud mía de años: ¡Charlemos con el Consumidor. Encuestarlo, es pobre e insuficiente!

Claro, es otra rutina. Otro protocolo. Esta vez habrá que transpirar. Sin tanto café, con menos chacota. Pero con otro andamiaje creativo.

Ésto es muy serio. Cada día que pasa, confirmo más la relevancia  –y me refiero a las inquietudes creativas reales que aportan los consumidores–  que este hecho ya esté funcionando en importantes centros mundiales de la publicidad. Hablo de USA, Europa, y ya incursiona en nuestro “barrio latino”. Según mis lecturas y conversaciones, esta tendencia de hacer partícipes a los consumidores de los desarrollos creativos,  tendrá  notoriedad, a muy corto plazo, y creo no equivocarme, en nuestra actividad publicitaria local.  Lo que no es poco, conociendo la formación y mentalidad de  los profesionales jóvenes que están egresando como producto de las actuales carreras tradicionales. Muchos ignoran (no sé si lo desean así) que El Detalle está en la Calle, como lo he repetido tantas veces.

Aquí debo ser claro: no estoy proponiendo, como algunos podrían suponer, que  los consumidores actúen como modelos, o  testimonios. ¡Ésto síempre se practicó ! Propongo, que mirando a sus ojos, charlen con la mujer, hombre o niño, y se atrevan preguntarle a éste: “¿Cómo sería tu idea para regalarle a papá esa pipa? “

“La exploración por las profundidades permite sacar a la superficie carencias y defectos que, al no ser comentados, dejan de ser estudiados y abordados. Y hay que hacerlo, aunque se encuentre con chatarra vieja y oxidada”.

Este párrafo calza de maravillas con mis inquietudes. (Nada que ver con mi discurso. Lo tomo prestado de la columna de opinión de Gonzalo Rojas que apareció estos días en El Mercurio de Santiago.) Propone indagar a fondo, y lo tomé cono analogía,  los deseos del consumidor en su búsqueda de ese beneficio  exclusivo, (es  la VE-Ventaja Exclusiva que propongo en mi libro “No Gaste $$$ En Publicidad” que puede ver en mi sitio), que la marca promete entregarle cuando se enfrente con ella en algún punto de venta, listo para echarla al carro de sus compras.  Es la Hora de la Verdad.

He estado allí muchas veces.  Mi disciplina profesional y arraigada costumbre de investigador, observaba nervioso y disimulado,  si la mano decidida de esa señora tomaría, finalmente, la marca de mi cliente. Ella duda. Yo, ansioso. Si no se decidiera por el producto que se promueve, como dice Gonzalo Rojas, la “chatarra vieja y oxidada deberá ser revisada y corregida”. La supuesta creativa y fatigosa historia publicitaria, no funcionó. En ese preciso instante es cuando se terminan las dudas: ¿por qué no aceptó esta señora los tallarines elaborados con trigo duro, la promesa de la marca? 

 (Mi celular se está haciendo escuchar. Disculpe, seguiré mañana. )

Lo que viene es ¡bravo!, además de serio y útil.  Gracias por su lectura.



Deje su Comentario