E-Book: “Cómo I” – 1993

Cómo 1
* Haga click para leerlo.

E-Book: “Cómo II” – 1994

Cómo 2
*Haga click para leerlo.

Sígame en Twitter

Agregar a Twitter

Kindle – Amazon

Kindle – Amazon

Suscríbase al Newsletter

Ingrese su correo electrónico:



Delivered by FeedBurner

“Necesito La Gran Idea. ¿Por Dónde Empiezo?”

Viernes, febrero 11, 2011
publicado por pedrob

(Continúa la saga “Aviso Bueno vs Aviso Malo”)  Imagine por un instante esta escena real. Ocurre.

 “Por un pasillo del  supermercado pasea la dueña de casa con su carro. Silente, concentrada  y  paciente, trata de dar con los tallarines que prefiere su marido. Busca con expectante curiosidad y preocupación dar con la Ventaja Exclusiva que  promete una marca, y en la que su marido insistió –condición escurridiza ésta que buscamos los publicistas para iniciar la preparación del pretendido Aviso Bueno–. Con ordenada y sacrificada responsabilidad, la señora trata de encontrar envases de Tallarines 5, más aquella Ventaja que vio anunciada en un ‘buen’ aviso. Es el momento de la verdad: preferir y comprar la marca por el detalle exclusivo (factor clave) del producto, servicio o idea, que es más que un cuento creativo; es el deseo íntimo de un consumidor para concretar su compra, en su beneficio egoísta. Es, precisamente, nuestro caso: la ventaja del tallarín de marras ‘Elaborado con Trigo Candeal Duro’,  que le recordó su marido, antes de partir al supermercado. Nadie más que él sabe de una sabrosa tallarinada, preparada con fideos elaborados con trigo Candeal duro… ¡la Ventaja Exclusiva!, y cocidos al dente. Su señora, que ahora lo sabe también, está  preocupada de obtener  esa Ventaja,  impresa en el envase.”

 Fin de la historia.

Lo que acaba de leer no es cuento. Antes de  inventar lindas ideas,  el Aviso sólo será Bueno si llamamos la ATENCIÓN creativamente capturando aquel detalle único que le interesa a la señora, y a su marido. Pedir Atención mediante una regia foto de Cecilia es un exceso inútil, que muchos avisadores cototudos tienen internalizado, y conste que no tengo nada en contra de esas estupendas modelos, que también he usado alguna vez. ¿Cómo conseguimos aquella ATENCIÓN, útil y necesaria para rentabilizar nuestra inversión publicitaria ?  Sólo curioseando+conversando  (“curiosiación”) con la señora, con su marido, y con mucho trabajo.”

Señor Anunciante, estimado Colega, querido Estudiante: el instante  supremo “¿Por Dónde Empiezo?”, marca el camino profesional talentoso, que no siendo fácil, sí será el verdadero, entretenido y rentable para sus actores.

Viva la Buena Publicidad …sólo se logra con Buenos Avisos, en todo medio. 

Hasta la próxima…que viene entretenida. Gracias.



Deje su Comentario